Tu eres única, este momento, este preciso instante no ser repetirá. Nunca más serás quien eres ahora mismo, podrás mejorar pero este momento eres tu. 

         Una fotografía es mucho más que un conjunto de pixeles en la pantalla o un trozo de papel con colores. Una fotografía es una cápsula del tiempo, es un pedazo de ti que guardas para siempre. 

         Seguro que piensas en los años que han pasado, en que ojalá tuvieras más recuerdos de aquellos momentos, pues ahora tienes la oportunidad de congelar esta versión de ti. 

         Con una sesión de fotos, aunque al principio te sientas tímida o incómoda, poco a poco y viendo las imágenes que tomemos, irás sintiéndote fuerte, ganarás confianza en ti misma e incluso verás rasgos de ti que desconocías o tenías olvidados.

         Tu marcaras el ritmo, tu pondrás los límites, elegirás tu ropa y tu momento personal marcará el carácter de las imágenes porque es tu sesión. 

         No hace falta que publiques tus fotos por todas partes, puede ser tu recuerdo, tu  diario en el que siempre podrás ver cómo eras y cómo te sentías en este momento. Aún así, si quieres mostrarte a los demás, no dudes que no dejarás a nadie indiferente. La seguridad y tu carácter se verán reflejadas en unas imágenes donde primará el buen gusto. 

         Recuerda, esta versión de ti no se repetirá y conmigo conseguirás un testimonio atemporal.